Ministerio_de_Economia_y_Competitividad
Ministerio_de_Economia_y_Competitividad
Los transtornos del sueño, la pérdida de olfato y la depresión pueden ser síntomas no motores de la enfermedad de Parkinson
Los transtornos del sueño, la pérdida de olfato y la depresión
pueden ser síntomas no motores de la enfermedad de Parkinson

Premio Gonzalo Rodríguez Lafora de investigación clínica al estudio sobre los síntomas no motores del Parkinson

El estudio “El impacto de los síntomas no motores en los pacientes de Parkinson en relación con su calidad de vida” ha sido elegido por la Asociación Madrileña de Neurología como mejor Premio Gonzalo Rodríguez Lafora de investigación clínica.

Este estudio realizado por Pablo Martínez-Martín, director científico de la Fundación CIEN, Carmen Rodríguez-Blázquez, Mónica M. Kurtis y K. Ray Chaudhuri, analiza el impacto de los síntomas no motores en su calidad de vida de los pacientes de Parkinson.

Se trata de un estudio multicentro e internacional, en el que han participado 411 pacientes con Parkinson de diferentes países, con distintas edades y estado de la enfermedad. El resultado muestra que en su conjunto los síntomas no motores contribuyen de forma importante al deterioro en la salud y la calidad de vida de los pacientes con Parkinson y por lo tanto deben ser tenidos en cuenta a la hora de crear un nuevo modelo de terapia. Es importante identificar los factores que más influyen en la calidad de vida del paciente, ya que estos factores pueden no ser evidentes con un examen clínico.

En las últimas 2 décadas, los estudios sobre la calidad de vida de los pacientes de Parkinson, tenían en cuenta síntomas motores como la rigidez, el temblor, los problemas con el equilibrio, la marcha y la bradicinesia. En estudios más recientes se han identificado los síntomas no motores como el sueño, el estado de humor, los problemas cognitivos, el dolor y la pérdida de autonomía. Estos síntomas pueden no ser comentados por el paciente, si no se le pregunta directamente. La aportación de este nuevo estudio de la Fundación CIEN es medir el impacto de estos síntomas en la calidad de vida, de forma holística, utilizando el cuestionario de síntomas no motores (NMSQuest), además de la comparación de la influencia entre síntomas motores y no motores en la calidad de vida del paciente y el desarrollo de su enfermedad.

En el estudio tres síntomas no motores como son las disfunciones urinarias, la fatiga y el goteo de saliva, estuvieron presentes en casi dos tercios de los pacientes. Las cifras de estos tres síntomas están muy cerca del impacto de los 3 síntomas motores principales. Además el estado de ánimo o apatía tuvieron el impacto más negativo sobre la calidad de vida, seguidos por el sueño y la fatiga, los cambios de peso y el dolor inexplicable. Hay una evidencia clara entre la frecuencia de los síntomas no motores y de la gravedad de la enfermedad de Parkinson.

Este estudio recomienda que al tratar la enfermedad de Parkinson se debe integrar en la evaluación los síntomas no motores, junto con las evaluaciones de síntomas motores actualmente establecidos en la definición de la enfermedad, para establecer la etapa de la enfermedad. Es importante utilizar el cuestionario de síntomas no motores (NMSQuest), ya que el paciente por sí mismo puede no comunicar estos problemas, que inciden de forma muy directa en su calidad de vida.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información